Ceroconuno

By: WANNA

Los seres humanos compartimos el 99. 9% de nuestro ADN. Cuesta creerlo, a juzgar por lo que vemos en el espejo. Pero es cierto. Somos casi, casi idénticos. Estamos hechos casi, casi de lo mismo.

Nos diferenciamos por un 0’1%. Un porcentaje minúsculo que hace posible la diversidad y designa a este nuevo concepto de centro de belleza. A partir de este enfoque creativo y profundo, Wanna idea y desarrolla un proyecto integral de branding e interiorismo para un nuevo concepto de negocio.

Una marca singular que sorprende en la forma, alejada por completo de los códigos del sector, visual y verbalmente. Pero también en el fondo, gracias a un discurso poderoso que invita a hacer un ejercicio de autoconciencia: aceptarnos tal y como somos y abrazar nuestras singularidades para, a la vez, ser conscientes de lo muchísimo que compartimos con los más de 7.

000 millones de personas que viven en la tierra. Con independencia de la edad, la nacionalidad y la imagen que devuelva el espejo. Este concepto se plasma gráficamente en un logotipo minimalista que se comporta de forma libre, dinámica y versátil.

Un logotipo con capacidad para descomponerse si el soporte de comunicación lo requiere. Pero eso sí: sin renunciar a su esencia. La identidad visual se completa con un universo rico y variado que actúa como herramienta de expresión a favor de la diversidad.

La gama cromática está formada por colores primarios neutros, como base, el blanco y el negro, y una gama de secundarios que recuerdan a las diferentes tonalidades de piel, con guiños a la naturaleza.

El estilo de fotografía apuesta por retratos en blanco y negro o a color, y por imágenes de elementos naturales que evocan nuevamente al cuerpo. Ceroconuno da nombre al proyecto integral de este nuevo espacio de belleza de más de 300 metros cuadrados en Majadahonda (Madrid).

Pero en realidad, “Ceroconuno es una invitación para que cada persona inicie su propio proceso de embellecimiento consciente. Algo que tiene un componente físico, el del deseo de bienestar, pero ante todo espiritual, que te permite amar tu unicidad cuando entiendes que formas parte de un todo”, concluyen desde el estudio.

Para favorecer ese proceso, la luz natural baña el espacio, salpicado de cactus y plantas crasas que conviven con materiales terrestres como la terracota. En Ceroconuno cada detalle apoya el concepto planteado y tiene un porqué.

Por eso la gama cromática, además de relajar o energizar dependiendo de los tratamientos que se realicen en cada área, se utiliza como herramienta de expresión a favor de la diversidad.

Mientras que la coma del 0’1 se emplea como elemento arquitectónico que equilibra el conjunto. Tal y como se observa en la zona de peluquería o en el medio arco de recepción. Precisamente este último, que además es bicolor, alude al yin y el yang para recordar, una vez más, que la belleza es la comunión del alma y el cuerpo.

Desde el punto de vista experiencial, Ceroconuno busca que te sientas en paz, que conectes con tu interior, pero también con quienes te rodean. Por eso la zonificación de Wanna apuesta por mantener el equilibrio entre intimidad y comunidad.

Conscientes de que hay momentos y rituales que requieren privacidad, pero también otros que se prestan a compartir. Como por ejemplo, la manicura y pedicura. Estas zonas se rediseñan para favorecer la conexión entre personas, gracias a una mesa corrida en simetría perfecta con la bancada de la zona de pedicura, que se ha planteado además en términos ergonómicos para mejorar la postura corporal de los empleados y de los clientes.

About the author

This site uses cookies

This site uses cookies to provide you with a great user experience. By using the Selected Inspiration platform you agree with our use of cookies.