Edificio Mirasierra, Boadilla del Monte, Madrid

By: Juan Ignacio Mera González

Estos últimos años, el Estudio MH10 ha creado una nueva tipología de viviendas que ha ido aplicando a sus últimos proyectos. Una forma, más bien ideológica, de crear casas, basándose en unas ideas que, a simple vista parecen básicas, pero que, si se estudian más en profundidad, resultan revolucionarias.

Casas con grandes ventanales, por donde la luz natural entra a todos los lugares, y si el espacio no admite grandes ventanales, como el baño o el sótano, tragaluces y patios ingleses para dar salida al exterior.

Los conceptos “fuera” y “dentro” están conectados, sin renunciar por ello a la privacidad, ya que la disposición y orientación de cada casa está calculada al detalle. Cada dueño tiene su solar en altura, y con él puede decidir qué hacer: más habitaciones, menos habitaciones, habitaciones más grandes, más pequeñas, un único espacio abierto, terrazas más grandes, más pequeñas, baños con grandes bañeras dentro de la habitación o en su propio cuarto separado, cocinas abiertas al salón o cerradas, armarios de obra, sin armarios… cada detalle se decidió entre el Estudio y cada cliente.

Simplemente había que respetar una serie de condiciones necesarias para darle la forma completa al proyecto:· Un garaje con columnas de 6 metros para que los coches se puedan mover libremente.

Además, ventilado de forma natural conectando con los jardines de la urbanización para que así, en el caso de que haya un fuego espontáneo en algún coche, sea fácil extinguirlo.

· Una escalera de emergencia con paredes hechas de acero perforado blanco para que pueda entrar el aire y no den sensación de ahogo. · Un gran ascensor para que pueda entrar una bicicleta, el futuro de la movilidad.

· Materiales naturales para las calidades, piedra natural para el suelo de toda la casa y grandes carpinterías hechas de madera maciza para que no se rompan al moverse. · Grandes puertas que van de suelo a techo.

· Suelo radiante/refrescante en cada habitación. · Aleros blancos y grandes para las terrazas, para que así sean espaciosas pero privadas. · Un lugar donde todo el mundo se siente seguro, pero aún así tiene una terraza mirando al cielo.

El edificio “Acantilado” creado en 2013 y ganador del premio COAM es el gran exponente de estas ideas, y el edificio “Mirasierra”, su hermano pequeño. El resultado es que nada es igual a nada, pero a simple vista no se detecta.

About the author

This site uses cookies

This site uses cookies to provide you with a great user experience. By using the Selected Inspiration platform you agree with our use of cookies.