BOONS

By: BOLD

Los animales nos hacen más humanos: Visten mejor que nosotros, duermen en nuestra cama, cuidamos más su peso que el nuestro y tienen más juguetes que nuestros primos. No, no estamos hablando de nuestros hijos, estamos hablando de nuestros perros.

O mejor dicho, de nuestros perrhijos. Lejos han quedado esas épocas en las que los perros era considerados solo guardianes, animales que vivían y dormían en una caseta en el jardín.

Hoy, forman parte de nuestra familia, los mimamos más que nunca, y esto repercute de forma directa en el negocio del Pet Market y también en la construcción y gestión de marcas (branding).

Debido a esta nueva forma de relacionarnos con nuestros perros, la categoría ha sufrido en los últimos años una profunda transformación con la demanda por parte del consumidor de productos cada vez más premium, más naturales y saludables.

Pero nuestro objetivo con Boons no era solo crear un packaging acorde con estas tendencias, sino también dotar a la marca de un propósito que consiguiera trascender lo meramente comercial para conectar de forma profunda con el consumidor.

No es pienso. Es nuestra forma de darte las gracias:Entendimos que para el consumidor dar de comer a su perro va mucho más allá de alimentarle. Es una muestra de afecto, una forma honesta de darle las gracias que ayuda a fortalecer aún más el vínculo que existe entre ellos.

Con esta idea creamos Boons, una marca rinde tributo a los perros. Un regalo donde el continente está a la misma altura que el contenido. Porque, ¿quién dijo que un packaging de comida para perros no puede ser una pequeña obra de arte?Ser uno más es ser uno menos:En un categoría tan competitiva como el Pet Food, teníamos claro que una de las claves del éxito era apostar por romper con los códigos visuales de la categoría.

Plantear una propuesta distinta a los imaginarios establecidos para sorprender y generar un fuerte impacto tanto en el consumidor como en los profesionales. De esta forma apostamos por un desarrollo visual atrevido y muy colorista en el que la mezcla de estilos de ilustración es una de sus señas de identidad.

Nuestro objetivo es que exista coherencia y consistencia entre los distintos productos de la marca, pero a la vez dotarles de una personalidad propia que los haga especiales de forma individual.

Pero ser distinto no es suficiente:Aunque Boons sea una propuesta totalmente distinta a la de sus competidores, tenemos claro que la diferenciación por la diferenciación no es efectiva.

Si rompemos los códigos de una categoría tiene que haber siempre un motivo de peso para hacerlo, un porqué marcado por una sólida estrategia. En este caso concretamente, vinos que el comercio independiente, el tipo de establecimiento en el que se venderá el producto, estaba siendo incapaz de seducir y retener al target con mayor potencial en la categoría: los millennials y especialmente las mujeres millennial.

Un target acostumbrado a comprar online y poco habitual de las tiendas físicas. Así que decidimos crear una marca que no solo conectara con los clientes actuales de este tipo de establecimientos, sino que también fuera capaz de atraer al target millennial para asegurar la viabilidad del comercio independiente a medio y largo plazo.

¿Cómo lo conseguimos? Con una gráfica que propone unos código modernos y desenfadados, reinterpretando los conceptos de calidad y naturalidad. Y a través de la sostenibilidad, la ética y un propósito de marca que conecta con su creciente conciencia social y medioambiental.

Aprendiendo de la naturaleza:Después una exhaustiva investigación, pudimos ver que el abandono y el maltrato eran una de las principales preocupaciones del target. Pero desde una óptica social, vimos se trataba de un problema que tenía consecuencias que iban más allá del bienestar y el derecho de los animales.

Según estudios realizados en Estados Unidos, existía una correlación de un 90% entre maltrato a los animales en la infancia y delitos contra la sociedad en la edad adulta. Así que nuestra idea fue enfrentar el problema de una forma creativa.

Existe la tendencia a humanizar a los animales, sin embargo, nosotros proponemos el proceso contrario: humanizarnos a través de ellos. Aprender de sus virtudes. Con esta idea nació “Learning From Nature”, el proyecto social de Boons para propagar la Empatía y el Agradecimiento a través del ejemplo que nos dan los animales y la naturaleza.

Una idea que se traduce en una plataforma con recursos didácticos e inspiradores, en workshops y charlas basadas en la educación humanitaria. ¿Un packaging bonito? Mejor una forma de transformar la sociedad.

About the author

This site uses cookies

This site uses cookies to provide you with a great user experience. By using the Selected Inspiration platform you agree with our use of cookies.